El extraño

B.!) Gorha se desplomó abatido por la serie de sucesos que acababan de sucederles. Entonces, el vijaero encapuchado, se acercó ante su repentina aparición y pudo comprovar que la pobre niña sangraba peligrosamente en una de las piernas con aquella espantosa herida. Se la quedó mirando unos segundos interrogativamente sin entender bien cómo habían aparecido.
Sacó de sus enormes y grises ropas algo que el padre no llegó a ver antes de caer abatido, se la acercó a la herida de la pequeña la cual, mientras ésta gimoteaba, se curó en un abrir y cerrar de ojos.
Gorha se despertó al lado de el crepitear del fuego aun aturdido, con asombro contempló a su hija mirando sus extraños ojos, en los cuales, se reflejaban las ardientes llamas.
-¿Dóndo estamos?-preguntó con una voz apagada.
-Mira detrás de tí- dijo sin apartar la mirada del mágico fuego.
Se giró esperando ver algo más consolador que aquella horrible arboleada que reconoció al instante, era el bosque de Dinka. Entonces escudriñó su alrededor a la luz del fuego y , en su asombro, vio a un señor encpuchado tosiendo débilemente.
-¿Quién eres?-le espetó sin ningún miramiento.
-Soy el que ha salvado a tu rubia hija- comentó comtemplando a Nure.
-Gracias, pero , después de lo sucedido, no me fió de nadie creo que deberíamos irnos-aadió mientras se levantaba con gran esfuerzo.
Peor al viejo no se le escapó ese detalle.
-Ven a mi casa esta noche , para descansar y al día siguiente podrás irte-anunció siniestramente.
El padre miró a su hija, comprendiendo que estaban destrozados por las desdichas ocurridas.
-De acuerdo iremos-afirmó asustado.
Al fin llegaron a una enorme casa completamente hecha de madera que contrastaba con el verdoso bosque. Entraron abatidos contemplando la gigantesca casa.
Había una gran cantidad de muebles todos hechos de madera y una reconfortante y cálida chimenea con el fuego encendido, ¿quién llo mantenía así? se preguntó el padre.
Nure miraba todo sin salir de su gozo disfrutando de esa lujosa casa, no pudo llegar a contemplar muchos más, ya que el extraño (sin quitarse nada de sus mojadas ropas) les indicó sus respectivas habitaciones donde pasarán la noche....


B.?)El viejo miró a las dos nuevas personas que yacían agotadas en medio del camino. Se quedó largo rato observándolas hasta que se percató que la niña sangraba amenazadoramente.
Se acercó a ella sin mostrar su rostro aunque se alcanzaba a ver una aquilea nariz que parecía torcida.
Sacó un extrao objeto que Gorha no pudo ver entre los entreabiertos ojos. Resplandeció mientras emitía una luz verde parpadeante, el corte se curó al instante y la nia se desmayó.
Gorha abrió los ojos ante alguien que lo zarandeaba, tardó un rato en darse cuenta de que era su hija que respiraba de manera pesada y rápida. Se levantó al ver el horror que se reflejaban en el rostro de Nure, pero ella sólo señaló a un bulto que se movía en un colchón en el suelo cerca del ardiente fuego. Gorha , al pincipio, no sabía quien era pero por llevar esa grisácea capucha comprendió que era aquel viejo. No entendió porque Nure, nerviosa y temblando, quería separarse de él pero accedió a ello ; juntos, se alejaron con paso seguro y sigiloso.
-------------------------------------------------------------------------------------------------
A) Huir de la engañosa casa del viajero.
C)Quedarse en esa lujosidad ofrecida humildemente.

2 comentarios:

Señor de los asnillos dijo...

Pos yo elegiria la A porque haber si el viejo quiere hacer cosas extrañas a la niña y la traumatiza XD

ademas ahora ya tan recuperados que sigan su viaje

estan bien tus historias sigue asi

aunque la parte B.? no ma quedao muu clara la verdad

dew seguid escribiendo :P

Científico loco dijo...

La parte B?) es que desconfían del extraño viajero; prefieren irse antes de que despierte por si las moscas