La continuacion :P

Era una mañana cálida de principios de julio, los niños ya sin clases jugaban en las calles y las mujeres del barrio se reunian bajo la sombra del gran eucalipto que adornaba la plaza mas pequeña, pero a la vez mas bonita del pueblo, mientras sus maridos iban a trabajar contentos porque pronto empezarian las tan merecidas vacaciones.
Los turístas empezaban a llegar y pronto este tranquilo pueblo se convertiria en una ciudad, debido a que las fantastícas playas con las que contaba el pueblo atraian a nombrosos turístas de distintos païses.

Frink aun un poco mareado arranco el coche y atravesando la famosa plaza del eucalipto se dirigió al centro del pueblo donde se concentraban la mayoria de los comercios y los distintos lugares de trabajo.

Mientras buscaba un lugar en el que aparcar, observaba las calles ajetreadas, era hora punta y todos entraban mas a o menos a esta hora a trbajar. Logro encontrar un sitio para aparcar bastante cerca de donde trabajaba y bajo del coche.
Una figura bajita y rechoncha, de cabello castaño claro se le acercaba corriendo, tenía mucha prisa al parecer:

- ¡Frink, Frink ! , rápido tenemos un trabajo urgente.- dijo aquella graciosa figura que no paraba de jadear.

- Tranquilízate Santi, descansa mientras vamos a desayunar al bar de Mika, y allí me lo cuentas todo.- contestó rapidamente Frink, ya que por las prisas y el sobresaltó le había vuelto el dolor de cabeza.

Avanzaron calle abajo hacia la esquina más proxima donde se situaba el bar mas visitado del pueblo, debido a la maravillosa atención con la que Mika trataba a sus clientes. Era un bar acojedor con sofas en vez de sillas, el típico bar de los años 80 que hacía inolvidable aquellos pasados años. Entraron en el establecimiento y se sentaron en una mesa al fondo. El local estaba lleno era la hora del desayuno y mucha gente solía ir allí a esta hora.
Una chica esbelta y muy hermosa se les acerco, llevaba la indumentaria de las camareras de aquel local:

- Hola chicos que os pongo hoy,... ¿ lo de siempre ?- dijo alegremente la camarera, con una sonrísa en la boca.

- ¡¡ Felicidades Mika !!- saltaron a la vez Santi y Frink.

- Os habeis acordado que detalle, muchas gracias... ara mismo os traigo una especialidad que he preparado para hoy, quedareis sorprendidos- dijo con lagrimas de felicidad en los ojos mientras corria en dirección a la cocina sin que ninguno de los dos pudiera contestarle.

- A esta chica nunca se le agotan las pilas eeh- dijo fascinado Santi

- Desde que eramos pequeños que ya era asi- añadio melancolioso Frink- por cierto que era lo que tenias que decirme que habia surgido en el trabajo ?- dijo recordando

- Aaa si es verdad, se me habia olvidado... pues veras en el departamento de detectives nos acaba de llegar un caso increiblemente extraño, que no logramos entender y tu como eres el mejor resolviendo casos de todos nosotros, suponemos que podras hacer algo al respecto...

- Por fin un caso interesante, o eso espero porque en este pueblo nunca pasa nada, ¡cuenta, cuenta!- dijo entusiasmado Frink

...



Señor X enseñanos lo que vales xD

el Señor de los asnillos ha vuelto a las andadas :P

3 comentarios:

Señor de los asnillos dijo...

Perdonad las 50.000 faltas ortográficas que debe tener la historia pero no iba a ponerme a poner acentos XD

espero que os guste y Señor X es ¡TU TURNO!

*~~Sickra~~* dijo...

Wooo! que tensión!! xDxD

Enserio, me vais a acabar enganchando a la historeta esta :P

Mola mucho, de momento esta abanzando genial.

Seguid así chicos!

P.D. Y tú que decías que te gustaría tener mi talento... ¬¬ pero si escribes mu mu bien! me encanta

besos^^

In Cognito dijo...

*clap clap clap*

Que bien escribes, cabrito