el mundo me viene realmente grande....

Desde pequeños nos educan para poder mañana valernos por nosotros mismos, sin necesidad de nadie, pero, realmente nos encontramos preparados?
Algunos dirán que si, que es lo que quieren, vivir por ellos mismos, mandar sobre sus vidas, otros en cambio que no, no quieren responsabilidades, prefieren que les marquen el camino para vivir, que pasan de asumir dicho rol dominante, estando solos se ahogarse en un vaso de agua.
Después de esta pequeña introducción diré el porque de estas palabras;
uno por seguir/contestar la entrada anterior de in cognitola cual me hizo pensar en estas pequeñas palabras y la otra es la noticia de la niña de 10 años que fue madre escasos días atrás. Personalmente pienso que para ser un buen adulto primero debes ser un buen niño y sinceramente dudo que esta niña tenga la madurez suficiente para saber y entender lo que es ser madre.
Personalmente sobre mi educación no tengo queja alguna, mis padres lo han dado todo por mi hermano y por mi, pero si tengo quejas hacia mi propia persona, el no haber entendido que dichas oportunidades me ayudarían hoy en día, en rechazar muchas cosas que hoy me serian de gran utilidad y experiencia. Ahora me encuentro frustrado de ver que el mundo te viene grande y la impotencia de no saber que hacer, metafóricamente hablando tengo que engordar mi pequeña mente tamaño M para que le siente bien este gorro que es el mundo emocional y físico de tamaño XXL.
Ya basta de depender de los demás, es hora de que tenga mi vida a mi disposición y no al revés y así estaré en el lugar donde siempre quise estar, sin decepciones, sin ninguna falta, ser definitivamente feliz.
Ya basta de decepcionar a gente que me importa, ya basta de absurdas mentiras, excusas, no te engañes. Ya que vivimos, demos lo mejor de nosotros. Te sentirás mejor vos y todo aquel que sienta aprecio por vos

1 comentario:

In Cognito dijo...

Me alegro que me acompañes en la resurrección del blog, y más con estos artículos de reflexión.

Anímate. Es cierto que tenemos que madurar de prisa y corriendo para evitar dañarnos y dañar a otras personas, pero también tienes que disfrutar de lo que ahora se te ofrece. No te agobies, aprende cuanto puedas... Y no te olvides que no estás solo, que hay gente que te apoya.

Un abrazo.